martes, 10 de febrero de 2009

ENTREVISTA SOBRE EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Hemos hecho una entrevista a una madre asociada de FAV sobre "Educación de los hijos" que os publicamos a continuación:

¿Te atreverías a dar algún consejo a personas jóvenes que todavía están viviendo sus primeros momentos de matrimonio?

Muy pocos y concretos. El primero que cuando no entiendan algo del otro, piensen que es distinto porque es hombre o mujer, y que más tarde le pregunten por qué ha reaccionado así.
El segundo que procuren amoldarse a los gustos del otro, sin perder su personalidad, pero intentando construir algo común, ni lo mío, ni lo suyo, ni lo de mi casa, ni la suya, algo único y exclusivo de los dos.
Y por último, que busquen motivos para admirar al otro. Que procuren resaltar lo positivo y buscar razones para quererle más. Y que disfruten de sus primeros años de intimidad, que luego, cuando llegan los hijos, inevitablemente se reducen y son la base para la vida en común.

Ahora muchas mujeres trabajan fuera de casa,

¿Entiendes que esto es un inconveniente o una ventaja para el matrimonio?

Entiendo que como todo en la vida tiene ventajas e inconvenientes. De un lado la mujer puede tener una realización profesional que para muchas es muy atractiva. Además, en muchos casos su aportación económica supone una ayuda imprescindible. Pero no cabe duda de que el esfuerzo que exige un trabajo profesional fuera de casa, resta a la mujer capacidad para atender las tareas del hogar, que por mucho que se compartan suelen recaer sobre ella. Es verdad que los hombres hoy ayudan en casa, pero sigue siendo una realidad que normalmente un hombre no hace el repaso de la nevera mientras está en su trabajo, y que para una mujer es inevitable. Para el matrimonio puede ser beneficioso en cuanto que la responsabilidad del hogar se reparte, se comparten inquietudes parecidas o se valora más a la mujer porque ayuda al sostenimiento económico, pero en la otra cara de la moneda el cansancio de ambos es mayor, la tranquilidad necesaria en el hogar no es siempre fácil de lograr (se llega a casa a seguir trabajando en vez de a descansar), y en muchos casos se establece una competitividad que no siempre es buena.

¿Y para la educación de los hijos?

Si antes decía que la mujer en el trabajo tiene la cabeza en su casa, creo que esto se eleva a la enésima potencia cuando lo que se deja para ir a trabajar son los hijos. Para una madre dejar a su hijo de meses al cuidado de una persona de la que normalmente no sabe nada, o saber que su hijo está enfermo y que ella no puede atenderle, puede ser desgarrador. Además creo que en España hemos conseguido que la mujer se incorpore al mundo laboral sin poner a su disposición horarios y ayudas de las que disfrutan en otros países de nuestro entorno. Con jornadas reducidas, soluciones imaginativas y conciencia de las madres de que lo primero son sus hijos, aunque esto suponga unas renuncias que a veces cuesta hacer, la educación de los hijos no tendría por qué resentirse. Pero no cabe duda de que la educación supone un tiempo y un esfuerzo al que no se puede llegar agotada. No conozco ninguna tarea que se pueda hacer bien cuando se comienza ya cansada.

¿Cuándo empieza en realidad el momento en que la educación es eficaz?

Yo diría que el día que nace el niño. En todo momento de la vida de una persona, sobre todo en los primeros años cuando se es más receptivo a cualquier estímulo exterior. La educación no es sólo aprender pautas de comportamiento, es también afectividad, con frecuencia más importante que cualquier otra cosa. El bebé necesita sentir la ternura de la madre, incluso físicamente. Su desarrollo emocional se verá afectado por ese sentirse querido, seguro, protegido en su infancia. También su comportamiento será distinto si se ha criado en un ambiente sereno o si por el contrario ha vivido sus primeros años en una agitación permanente. Un niño recién nacido necesita un horario, un ritmo en sus necesidades básicas, un orden hasta en las cosas más materiales (su leche, sus pañales…) que son parte de la educación de la persona. Y si la eficacia la medimos en relación a los resultados, es fácil ver cómo, normalmente, el bebé que tiene esos cuidados es un niño tranquilo, que se cría bien, que está sano, etc.

¿Qué etapa de la educación de los hijos te parece la más difícil de afrontar?

Probablemente todas con el hijo mayor, porque todas son nuevas. Y quizás porque creemos que nacemos sabiendo educar y no nos ocupamos suficientemente de prepararnos para la tarea más complicada que la mayoría de los padres acometen en su vida. Pero también creo que es una tarea apasionante, que hay que afrontarla con toda la ilusión, poniendo en ella la cabeza y el corazón, y con la seguridad plena de que cualquier esfuerzo será recompensado con creces.

¿Podrías explicarnos qué aspectos consideras más importantes en la educación de los hijos?

No. Porque creo que la educación es integral, no creo que se puede destacar determinados aspectos, sino intentar lograr que cada uno de los hijos se desarrolle como persona en su totalidad. Si creo, como decía antes que tendemos a creer que la educación consiste en pautas de comportamiento y adquisición de conocimientos, y a veces descuidamos la educación de la afectividad, que es, en definitiva, lo que el día de mañana hará de nuestros hijos personas equilibradas, con capacidad de querer, ser queridos y ser felices.

Podéis, y nos gustaría, que opinaseis de estos temas o de cualquier otro en el apartado de "comentarios" y quien quiera aportar algo, que se le haga una entrevista o cualquier otro modo de colaborar en el Blog, nos lo decís y os lo facilitaremos con mucho gusto.

3 comentarios:

Mary dijo...

He disfrutado con la entrevista, me encantaría que siguieráis haciendo este tipo de cosas.
Estaría muy interesada en lña educación en la adolescencia y tambien en que campos tenemos que apoyar mas los padres frente a los retos que se mos presentan hoy, como por ejemplo en cuanto a la Educación para la ciudadanía.
Muchas gracias

Anónimo dijo...

Me ha parecido una entrevista muy interesante teniendo en cuenta la mentalidad y la forma de vida de las familias de hoy en dia, da gusto ver que aun hay gente con las ideas tan claras. Sin embargo, la situaciones de la vida real de mucha gente son un mundo aparte y suelen ser profundamente complicadas. Por ello, la clave, en mi opinion, está en saber elegir bien a la persona en la que te vas a apoyar para construir ese maravilloso proyecto común mpara toda la vida, la familia. Si el matrimonio entre dos personas que buscan la felicidad a través de la entrega es real, las cosas se presentarán de forma más sencilla. No creeis, y contestando a Mary, que la educación de los hijos adolescentes (normalmente muy centrados en si mismos) debe ser una batalla por hacerles ver que la dedicación a los demás es la clave de media vida?

Mary dijo...

Estoy totalmente de acuerdo que es fundamental la persona que eliges para un proyecto de vida pero eso también se hace día a día con el esfuerzo, la admiración, la comunicación y el apoyo mutuo.
En cuanto a la educación de los adolescente considero que es mucho más complicado que salir de si mismos siendo esto importante.

SERVICIO DOMÉSTICO

Si necesitas alguna persona para trabajar en tu casa interna, externa, por horas, cuidador, etc. ponte en contacto con FAV en el 619041114

CONTADOR


Contador web

FAMILY WATCH

Archivo del blog

Seguidores