viernes, 27 de marzo de 2009

NUTRICIÓN: ANOREXIA Y BULIMIA

La entrevista de esta semana se la hacemos a la Dra. Ana López de la Fuente, Lcda. en Nutrición y Dietética por la Universidad Femenina del Sagrado Corazón de Lima y con un Posgrado en Obesidad y Diabetes (Tipo 2) en la Fundación Favaloro de Buenos Aires. Tiene además en su haber un Curso intensivo en trastornos alimenticios en Buenos Aires y experiencia laboral probada en estos temas.

¿Qué es un trastorno alimentario?

Los trastornos alimentarios se caracterizan por alteraciones graves de la conducta alimentaria, siendo los principales la anorexia nervosa y la bulimia nervosa (término médico de estas enfermedades).
Hoy en día, somos conscientes de que una alimentación sana, la actividad física y un peso adecuado, son necesarios para tener una buena salud. Sin embargo, cuando estas prácticas se realizan de manera obsesiva y rigen nuestras vidas, cuando el resultado de lo que hemos comido y el peso que marca la balanza determina si saldremos de vacaciones, si asistiremos a una fiesta o si nos aislaremos en casa, a fin de cuentas determina lo que haremos o dejaremos de hacer, es cuando estamos frente a un posible caso de trastorno alimentario o de riesgo de padecerlo.

¿Cuáles son las características de una anorexia nervosa?

La característica más importante de la anorexia nervosa es la de una marcada pérdida de peso en un corto tiempo, que puede estar acompañada o no, de ejercicio físico intenso además de un gran miedo a ganar peso y de rechazo a mantener un peso cercano al ideal. Presentan asimismo una distorsión de la imagen corporal y pérdida o ausencia de la menstruación.
Otras características son la intolerancia al frío, sequedad de la piel, vitalidad excesiva, estreñimiento, entre otras.

¿Cuáles son las características de la bulimia nervosa?

Consiste en ingerir una gran cantidad de comida en un tiempo significativamente más corto, que si lo comparáramos con el de una persona sana. Con una gran sensación de pérdida de control, seguida de conductas compensatorias, como son: vómitos autoinducidos, uso de laxantes y diuréticos, actividad física intensa, dieta extrema o ayuno. Son personas que presentan un peso normal o incluso en algunos casos excesivo, pero la característica más importante del peso es su constante fluctuación. A diferencia de la anorexia nervosa, es una enfermedad que se puede ocultar durante años ya que el normal peso o el exceso del mismo, no la pone en evidencia. Son personas que se autovaloran a partir de lo que han comido o del peso que han alcanzado. Es esta una diferencia importante, con respecto a las personas que ocasionalmente puedan comer de forma exagerada.

¿Quienes sufren riesgo de padecer estas enfermedades?

Estas enfermedades son mucho más frecuentes en mujeres jóvenes, entre los 13 y 19 años. Es en la adolescencia donde suelen empezar, sin embargo últimamente es cada vez más común que se inicien a edades más tempranas, así como también en mujeres adultas.
Están también relacionadas con actividades donde el cuerpo es continuamente expuesto, como es el caso de las gimnastas, bailarinas, modelos entre otros.
Están muy extendidas en los países desarrollados, donde el “ideal de belleza” se encuentra profundamente relacionado con la extrema delgadez

¿Cuáles son las señales de alarma más comunes en una persona que puede estar llegando a un trastorno alimentario?

Son muchas las señales que podemos detectar en un posible trastorno alimentario; entre las más comunes, está la de evitar situaciones sociales o familiares donde vaya a estar presente la comida. Son frecuentes sus visitas al baño después de haber comido, así como también una actitud de angustia. Desarrollan un gran interés por practicar deporte y lo hacen de manera exagerada. En lo privado son personas que se pesan con mucha frecuencia. Una señal muy evidente es el aislamiento social, pasan de ser personas con una vida social y familiar activa, a volverse introvertidas y sin amigos
Cabe mencionar que es una enfermedad bastante compleja y multicausal.
No basta con identificar alguna de estas señales de alarma. En caso de sospecha, es importante una correcta y pronta evaluación por un equipo de especialistas.
La prevención es el mejor tratamiento para esta enfermedad.


¿Se puede identificar de algún modo las causas que pueden llevar a una adolescente a un trastorno alimentario?

No existe una causa única ni particular en el desarrollo de un trastorno alimentario. Son muchas las situaciones que pueden desencadenar esta enfermedad. Pero todas tienen algo en común y es la sensación de pérdida de control y de pérdida de autoestima. lo que les genera la necesidad de controlar la ingesta y el peso corporal. Sumados a otros factores de riesgo como son la edad (adolescencia), el sexo (es 10 veces más frecuente en mujeres que en hombres), las sociedades desarrolladas donde los estereotipos de belleza van estrechamente ligados a la excesiva delgadez y el más importante de todos una desmedida restricción calórica.


¿Qué relación tiene una desmedida restricción calórica con el equilibrio emocional de una persona?

Se ha demostrado que la inanición tiene como consecuencia irritabilidad, ansiedad, dificultad en la concentración, cambios de humor, depresión, pensamientos obsesivos, conductas compulsivas y aislamiento social. Todas estas características son atribuibles exclusivamente a los efectos de inanición y no a la anorexia nerviosa. Si a esto le sumamos miedo y rechazo a la ganancia de peso, perfeccionismo, necesidad de control, falta de espontaneidad y de iniciativa, podríamos estar hablando de una anorexia nervosa.

¿Qué recomendaciones daría a personas que tienen un familiar con trastornos alimentarios?

El primero y más importante, es el de acudir a un equipo especialista en el tema.
En mi experiencia, el error más frecuente es el de acudir a un solo profesional de la salud, llámese médico de confianza, psiquiatra, psicólogo o nutricionista.
Los trastornos de la alimentación son una enfermedad muy compleja. Si bien es considerada una enfermedad psicológica, compromete seriamente la salud. Como es de esperar, todas estas conductas alteradas del comportamiento alimentario, como son las restricciones calóricas, los vómitos, el abuso de laxantes y otras antes mencionadas, resultan no solo violentas para el estado emocional sino también y de manera importante para el organismo. Un enfoque integral y multidiciplinario del tema es determinante en el éxito del tratamiento.
También les diría que si existe alguna sospecha, no se queden con la duda. No hay nada mejor que una adecuada y completa evaluación hecha a tiempo, para evitar el desarrollo de esta terrible enfermedad.

No hay comentarios:

SERVICIO DOMÉSTICO

Si necesitas alguna persona para trabajar en tu casa interna, externa, por horas, cuidador, etc. ponte en contacto con FAV en el 619041114

CONTADOR


Contador web

FAMILY WATCH

Archivo del blog

Seguidores