miércoles, 9 de diciembre de 2009

LITERATURA INFANTIL

Como seguro que algunos de vosotros queréis fomentar la lectura en vuestros hijos os vamos a facilitar estos días una selección de títulos que ha publicado ACEPRENSA para público infantil y juvenil. Hoy nos dirigimos a los más pequeños:

ÁLBUMES ILUSTRADOS PARA PEQUEÑOS

Marjane Satrapi. Los monstruos tienen miedo de la luna (Les monstres n’aiment pas la lune, 2001). Barcelona: Norma, 2009. 30 págs. Traducción de Manu Vidal. ISBN: 978-84-9847-848-8.

La protagonista, María, tiene miedo de tres monstruos aterradores pero, como se da cuenta de que tienen miedo de la luna, la corta del cielo con una tijera, la mete en su habitación, y así los vence. Pero al no haber luna se crea el caos y el rey de los gatos decide darle otra solución a María para sus miedos.

Ilustraciones planas y coloristas. Las figuras están dibujadas con contornos gruesos y son simpáticas. Las secuencias de imágenes están bien. El argumento no es original pero en cualquier caso es un buen álbum sobre miedos infantiles a la oscuridad y, si se quiere, una justificación para tener un gato en casa.

Cho Mi-ae. El pequeño inventor (Jogeuman Balmyeongga, 1939 el texto, 2004 las ilustraciones). Texto de Hyun Duk. Barcelona: Océano Travesía, 2009. 26 págs. Col. Los álbumes. Traducción de Agatha Yoo. ISBN13: 978-84-494-2076-4.

Un chico llamado Noma disfruta construyendo un tren a base de recortes de cartón. Pide consejo a su madre cuando no sabe algo y, las veces que ella no tiene respuesta, la busca en un libro. Cuando termina se siente satisfecho y el narrador nos dice que tal vez en el futuro pueda construir un tren real y recordar entonces su alegría de hoy.

Casi todas las ilustraciones, muchas tomadas desde arriba, son las que prepararía un observador fascinado al ver a un chico tan ordenadito y absorbido por el trabajo que se ha propuesto hacer. La secuencia cuenta bien el relato, y son excelentes tanto las composiciones como los dibujos en los que vemos las distintas expresiones de Noma, tan naturales, de búsqueda y concentración mientras trabaja, de tranquilidad y satisfacción al terminar. Gran álbum sobre cómo nace una vocación profesional.

Claude Boujon. Desavenencia (La brouille, 1989). Barcelona: Corimbo, 2009. 36 págs. Traducción de Rafael Ros. ISBN: 978-84-8470-326-6.

Relato sencillo sobre convivencia, de los que juegan con la oposición entre las páginas opuestas. Su argumento es como el de una fábula: el conejo marrón Bruno y el conejo gris Grimaldi viven en madrigueras cercanas y, al principio, se llevan bien; pero luego empiezan a discutir y sólo vuelven a unirse cuando los dos se ven amenazados por un lobo.
El texto podría estar más pulido y a veces no va en la página del personaje que habla, pero las ilustraciones son eficaces y cumplen su objetivo, por lo que el relato funciona bien con el lector pequeño: a partir del argumento el mensaje brota solo.

Gabi Swiatkowska. Yoon y la pulsera de jade (Yoon and the Jade Bracelet, 2008). Texto de Helen Recorvits. Barcelona: Juventud, 2009. 32 págs. Traducción de Christiane Reyes. ISBN: 978-84-261-3741-8.

Nuevo episodio colegial de la niña coreana presentada en Me llamo Yoon. Esta vez su madre le regala, el día de su cumpleaños, un cuento sobre una niña y un tigre que la engañaba, y una pulsera de jade que había sido de su abuela y de su madre, pero el deseo más fuerte de Yoon es aprender a saltar a la comba. Cuando una niña mayor le propone cambiar la pulsera por enseñarle a jugar, Yoon accede. Relato gráficamente no tan conseguido como el primero de serie pero que recoge con acierto los comportamientos de los niños y los sentimientos de la protagonista. Los lectores quedan con la satisfacción de que al fin la justicia triunfa y, tal vez, algunos se verán en la historia como en un espejo.

ÁLBUMES ILUSTRADOS PARA PRIMEROS LECTORES

Eileen Browne. La sorpresa de Nandi (Handa’s Surprise, 1994). Barcelona: Ekaré, 2009. 28 págs. Col. Ponte poronte. Traducción de María Cecilia Silva-Díaz. ISBN: 978-84-936843-7-2.

Una niña, Nandi, prepara una cesta con siete ricas frutas para llevar a su amiga Tindi; la coloca sobre su cabeza y, en el camino desde su poblado al de Tindi, va pensando qué fruta le gustará más.
Relato simpático y contado con ilustraciones llenas de colorido. El argumento engancha porque va adelantando al lector una información que no tiene la protagonista, y de los que tienen un final amable que sorprende por igual a los dos. La lectura se hace fácil porque la estructura es tan sencilla como un paseo en el que ocurren cosas, porque las ilustraciones están bien ordenadas y muestran con claridad lo que no se narra con palabras, y porque se da en las guardas la información de los nombres de las frutas y de los animales que aparecen en la historia.

Roger Bradfield.

  • El palo de hockey volador (The Flying Hockey Stick, 1966; renovado en 1995). Madrid: Encuentro, 2008. 53 págs. Col. Encuentro infantil. Traducción de Manuel Oriol. ISBN: 978-84-7490-934-0.
  • Pastel de crema de pepinillos (Pickle Chiffon Pie, 1966; renovado en 1995). Madrid: Encuentro, 2008. 58 págs. Col. Encuentro infantil. Traducción de Manuel Oriol. ISBN: 978-84-7490-935-7.

En el primer álbum Bernabé desea, por encima de todas las cosas, fabricar un aparato con el que poder volar y, después de muchos intentos infructuosos, consigue su objetivo usando un palo de jockey, el paraguas de su madre, un ventilador y un cable alargador. En el segundo, un rey quiere que su hija se decida entre sus tres pretendientes, y para eso les pone a prueba: el príncipe Gallardo, el príncipe Erudito y el príncipe Bernardo han de internarse en el espeso bosque durante tres días y el que traiga el regalo mejor se casará con la princesa.

Relatos divertidos tanto en sus argumentos como en sus ilustraciones compuestas a base de dibujos acuarelados. El autor consigue personajes expresivos, multiplica los detalles humorísticos y, si es el caso, como en una escena de Pastel de crema de pepinillos, hace guiños a conocidas obras de arte. El palo de hockey volador dará ideas a cualquier aficionado al bricolage y a los inventos caseros ya desde las guardas: el protagonista no deja de emplear uno sólo de los objetos que uno puede (o podía) encontrar en su casa.

Arnold Lobel. El cerdito (Small Pig, 1969). Sevilla: Kalandraka, 2009. 72 págs. Traducción de Xosé M. González Barreiro. ISBN: 978-84-96388-93-2.

Un cerdito vive feliz en la granja y, sobre todo, disfruta en su pocilga. Cuando la esposa del granjero decide limpiar toda la granja, y como quiere mucho al cerdito eso incluye suprimir su pocilga, el cerdito se enfada y se marcha. En su búsqueda de un buen lodazal donde retozar a gusto, pasa por una charca que ya tiene sus ocupantes, un almacén de chatarra en el que no hay un buen lodazal, y la ciudad donde sí encuentra uno que al final no es lo que parece.

Magnífica y divertida historia ilustrada que podríamos llamar “realista”, pues hombres y animales se comportan como lo que son, y cuya ironía se dirige contra los hombres que se comportan tontamente, como ningún animal lo haría.

No hay comentarios:

SERVICIO DOMÉSTICO

Si necesitas alguna persona para trabajar en tu casa interna, externa, por horas, cuidador, etc. ponte en contacto con FAV en el 619041114

CONTADOR


Contador web

FAMILY WATCH

Archivo del blog

Seguidores